Ir al contenido principal

Mala fe de la empresa por no recibir la intimación telegrafica de una trabajadora.-


En el fallo que a continuación se transcribe, la empresa no recibió la intimación telegrafica remitida por una trabajadora como consecuencia de que la misma transcribió erróneamente  la denominación de su empleadora ("Asistencia Empresaria S.A." en vez de "Asistencia Médica Empresaria S.A.").

A través del voto del Dr. Zas, Sala V, de la Excma. C.N.A.T., consideró que exitió mala fe o bien negligencia en la defensa de sus intereses, ya que la empleadora no estuvo privada de inteligir que dicho colacionado estaba dirigido a ella "...y obró así de mala fe al amparo de ese error de la actora (Conf. arts. 62 y 63 L.C.T.)...".

La sentencia se dicto en las actuaciones "Cardozo, Marisa Romina c/Asistencia Medica Empresaria S.A. s/despido" (Expte. N°35791/2008; S.D. 72792 - Sala V), siendo los aspectos más relevantes, en lo que refiere a lo aquí tratado, los siguientes:

"Apela esta parte porque considera que debe ser revocada la demanda porque ella no recibió de la actora para regularizar la relación, es decir alega que la actora no cumplió con el requisito de intimación previa.

Si bien es cierto que en caso de falta de contestación de la demanda, se presumen como ciertos los hechos expuestos en ese escrito, salvo prueba en contrario (conf. art. 71 párr. 3° L.O.), la declaración de rebeldía de la demandada no otorga fundamento automático a la demanda, sino que es menester que en la reclamación se invoquen los hechos con suficiente nitidez y coherencia a un reconocimiento judicial del derecho invocado.
La presunción del art. 71 párr. 3°, L.O., no debe ser aplicada mecánicamente para viabilizar todos los reclamos articulados en el escrito de inicio, sin un previo análisis de cuestiones técnico-jurídicas a la luz de los hechos invocados.

Estimo que la actora en su demanda afirma que a principios de mayo 2008 como condición para que le sea abonado su ínfimo salario se pretendió hacerla suscribir un contrato de trabajo con una falsa fecha de ingreso y en razón de ello la actora envió una comunicación para que la registre debidamente pero que más allá de que el Correo Oficial cursó aviso de la existencia de este despacho a la patronal en dos oportunidades, la demandada no lo retiró. En virtud de ello, la actora contesta que en atención a lo informado por el Correo Argentino y su desinterés en recibir y tomar conocimiento del despacho hace efectivo el apercibimiento y se considera injuriada y despedida.

En primer lugar señalo que es la propia recurrente quien en sus agravios remarca que no contestó la demanda por haberse traspapelado la misma, por lo que no correspondería tratar aquí argumentos que debieron ser opuestos oportunamente a consideración del sentenciante de grado (conf. art. 277 C.P.C.C.N.).

Sentando todo lo anterior considero que la demandada obró de mala fe o bien fue negligente en la defensa de sus intereses quien pudiendo conocer el nombre del dependiente remitente del telegrama de fs.  4 no recibe  la comunicación porque erróneamente se consigna "Asistencia Empresaria S.A." en vez de "Asistencia Médica Empresaria S.A.".

En este contexto, estimo que la empresa no estuvo privada de inteligir que la comunicación estaba dirigida hacia ella y obró así de mala fe al amparo de ese error de la actora (Conf. arts. 62 y 63 L.C.T.).
   
En consecuencia, propongo confirmar la sentencia de primera instancia en este aspecto" (del voto del Dr. Oscar Zas).-

Asimismo, la Dra. María C. Garcia Margalejo, señaló al respecto que:
"La carta de fs. 4 está dirigida a Asistencia Empresaria S.A., con actividad "SANIDAD" y domicilio en Viamonte 1430-1 er piso, que no se cuestiona expresamente a fs. 71/vta.; sí el nombre o denominación, pero no la actividad. Esa mínima diferencia no justiticaba en el caso concreto cuestionamiento, por lo que aunque no se tratara de un caso de mala fe, la conclusión a que arriba el Dr. Zas sobre los alcances de la comunicación en lo que aquí interesa, la comparto."

Entradas populares de este blog

Requisitos para despedir invocando falta o disminución de trabajo. Art. 247 LCT.-

En art. 247 de la LCT dispone que: "En los casos en que el despido fuese dispuesto por causa de fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo no imputable al empleador fehacientemente justificada, el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente a la mitad de la prevista en el artículo 245 de esta ley. En tales casos el despido deberá comenzar por el personal menos antiguo dentro de cada especialidad. Respecto del personal ingresado en un mismo semestre, deberá comenzarse por el que tuviere menos cargas de familia aunque con ello se altere el orden de antigüedad"


En los autos “Guerrero, Norma Irma c/Automotores Roca S.A. s/despido” (Expte. Nº2.718/2003 – Sala VII, SD 43266, del 09/02/2011), se analizaron los requisitos que el empleador debe cumplir para despedir invocando "falta o disminución de trabajo" conforme lo normado por el art. 247 de la LCT, estableciéndose que:


“…esta Sala tiene decidido: “para despedir por falta o disminución de tr…

Rechazo de la multa prevista en el art. 80° LCT. Incumplimiento del art. 3° del Decreto 146/2001.-

En los autos “Romero Crisostomo Raul c/Hagopian Roupen s/ Despido”* (C.N.A.T., Sala I, S.D. 87.165 del 28/10/2011 Expte Nº 5604/07), se rechazó la procedencia de la multa prevista en el art. 80° de la LCT, dado que el accionante intimó la entrega de los certificados allí establecidos el día en que se consideró despedido, y nó luego de los 30 días corridos del distracto, conforme lo normado por el art. 3° del  Decreto N° 146/2001.-
El art. 3° del Decreto N°146/2001 (reglamentario del art. 45° de la Ley Nº 25.345, que agrega el último párrafo al artículo 80 de la Ley de Contrato de Trabajo), establece que "El trabajador quedará habilitado para remitir el requerimiento fehaciente al que se hace alusión en el artículo que se reglamenta, cuando el empleador no hubiere hecho entrega de las constancias o del certificado previstos en los apartados segundo y tercero del artículo 80 de la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20.744 (t.o. por Decreto Nº 390/76) y sus modificatorias, dentro de los T…

Procedencia del incremento del 50% previsto en el art. 2° ley 25323, en casos de pago parcial de las indemnizaciones de ley.

El art. 2° de la ley 25.323 establece un incremento del 50% de las indemnizaciones previstas en los arts. 232°, 233° y 245° de la LCT (y de los arts. 6° y 7° de la ley 25.013), en aquellos supuestos en los cuales el empleador, fehacientemente intimado (por el ex dependiente), obligue al trabajador a iniciar acciones judiciales o cualquier instancia previa de carácter obligatorio para percibir las mismas.
En los autos “Duchini, Juan Marcelo c/3M Argentina S.A. s/despido” (Expte. Nº26.732/09 – SD Nº43352, del 22/02/2011), la Excma. C.N.A.T., Sala VII, resolvió sobre la procedencia de la multa en cuestión en el supuesto de pago parcial de las indemnizacionesprevistas en los arts. 232°, 233° y 245° de la LCT.-
Al respecto se resolvió que:
“…También se queja la demandada porque se la condena al pago de la multa prevista en el art. 2º de la ley 25.323, pero lo cierto es que en autos se aprecian cumplidas las exigencias previstas en dicha norma: 1) la demandada fue oportunamente intimada a abon…